advaitanodualidad.blog       por Guenter Sostoric
guenter                                           

¿Que es la Sincronicidad? Tres ideas básicas para estudiarla

Era domingo, y el buen tiempo invitaba a visitar Hittisau y reunirme con el señor  Thoma Amann, un arquitecto aficionado a la música  que cantaba ese día  con su coral allí mismo. Me había escrito un e-mail comentando una carta que publiqué en un periódico y quedamos para hablar de ello.

Para asistir a mi cita tuve que salir más temprano de lo que hubiera deseado, llegué cuarenta y cinco minutos antes, habían quitado autobuses por la falta de público, ya que no era día laboral. Pero solo  el hecho de ver los Alpes  austriacos, hace que merezca  la pena  subir en un autobús  un domingo por la mañana en un día de asueto.

Cuando llegué me senté cómodamente en un bar y disfruté de una buena cerveza,  mientras cogí un periódico.

Hittisau, es un bello pueblecito con no más de dos mil habitantes, a 800 mts. de altitud.  Está en la falda del  “Hittisberg” de 1.300 mts,  una montaña  de arenisca, ¡que tiene forma de pirámide!,  no es la única  montaña, a pocos kilómetros hay otro coloso de cal,  el “Kanisfluh” de 2.044 mts., coronando la región y, de granito, está  el  “Piz Buin”, de 3.300 mts.  a unos treinta kilómetros de pueblo.

hittisau-ortsansicht-advaitanodualidad.blog

La zona es un verdadero tesoro para  la ciencia de la geología, al ser un territorio muy rico en decantaciones de la época glacial.

En invierno, el monte Hittisberg que resguarda el pueblo como un centinela atento, se viste de ese blanco-oscuro, color que toman los bosques nevados, en este caso de abetos. En verano, los árboles se sacuden  la nieve  y se suman a  la explosión del  verde que tiene el valle.

Cogí uno cualquiera, entre el montón de periódicos desordenados de  días atrasados que habían una cesta, elegí el “Die Neue” (La Nueva), en la página 35  estaba la señora  “Birgit”, la cual conocí seis meses antes en un vuelo a Londres.

Esta señora y yo teniamos una anécdota en común,  le quise dedicar un libro. Dado que después de sufrir la apoplejía,  mi mano derecha tiene dificultad para escribir y lo hace muy lentamente -en casa hacía las dedicatorias dejando espacio para poner el nombre de la persona a quién dedicaba y así no hacerme eterno-. Le entregué el libro y busqué un polígrafo cuando me dijo: -Ya me lo ha dedicado caballero!

birgit.advaitanodualidad.blog

-¿Cómo?, ¿si yo no la conocía antes de subir al avión  y esto lo escribí ayer? –le dije-.

Le había entregado un libro que llevaba una dedicatoria con el nombre de “Birgit”.

¿No me diga que eso no es una sincronicidad?

Añadiré que Birgit Plankel es soprano. Seguí leyendo la entrevista y  el periodista entre las preguntas hacía la siguiente:

-¿Qué le gustaría  inventar?

Un brebaje contra la CODICIA DE LOS HOMBRES –decía la entrevistada-.

Me quedé estupefacto  nuevamente, porque unas horas antes yo estaba sentado delante del ordenador y escribía un artículo que se titulaba: “LA CODICIA DEL HOMBRE”

Me quiero detener en estas supuestas “coincidencias” para analizarlas:

a) El factor de que en un montón de periódicos, escogí justamente la entrevista con mi conocida.

b) Que esa misma mañana había empezado una carta al director con el mismo título: “La avidez del hombre”.

Ambas fueron coincidencias/sincronicidades de segundo tipo, las cuales detallo más adelante.

Carl Gustav Jung  explicaba las sincronicidades diciendo que es un suceso acausal. Pero esto no coincide de ninguna manera con lo que yo he  experimentado. A lo largo de mis experiencias y estudios he catalogado las sincronicidades en tres grupos generalistas.

sincronicidad.2.advaitanodualidad.blogjpg

En estos tres tipos nuestro consciente/subconsciente está integrado y está incluso la causa desencadenante.

1.       Coincidencias/sincronicidades completamente conscientes.

Las empleo voluntariamente para encontrar a una persona o un objeto perdido. Lo     más importante es, no tener ninguna duda, que hallaré lo buscado. *

*En mitad del artículo: “búsqueda de las gafas”

2.       Coincidencias/sincronicidades  semi-conscientes.

Nuestra subconsciencia “ya sabe” que hay posibilidades para esa coincidencia.               Todos los ingredientes están disponibles. Solamente hace falta la sucesión temporal y esta se prepara en el “presente sin fin”.*

Consultar fuentes:*(2nd framework, 4th dimensión, Nagual etc.).

3.       Coincidencias/sincronicidades completamente inconscientes.

Esto es el tipo más frecuente. Por ejemplo: En el aeropuerto de Tokyo se encuentran dos conocidos de Lustenau. Ningún de ellos sabían que el otro estaba de viaje.

Otro ejemplo: Estuve con mi esposa en París con un amigo y su mujer, tomando una cerveza en un bistro tranquilo, en una callejuela. De golpe vino una chica, mostrando con el dedo a mi amigo y diciendo en nuestro dialecto único en Austria: “Luo, dar Kämifeagar” (¡mira, el deshollinador!).

La ley de la sincronicidad es tal, que se retroalimenta a sí misma y, prepara “la suerte” para que se den las circunstancias determinando que el encuentro tenga lugar.

La única explicación que encuentro (por lo menos yo lo he veo así) es que solo nos queda sorprendernos y aceptar que el Universo tiene buen humor 🙂


Si te parece interesante el artículo puedes dejar un comentario o un me gusta para saber que hás pasado por aquí.  Suscribirse al blog

 

Otro artículo de Guenter Sostaric

Hacerse viejo y no morir por ello

Vejez-Tesoroadvaitanodualidad.blog

 

 

3 thoughts on “¿Que es la Sincronicidad? Tres ideas básicas para estudiarla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s