advaitanodualidadblog

¿Por qué la mente nos engaña?

 

Una de las cosas más difíciles de entender para aquellos que se inician en la búsqueda de la Verdad Última -en la cual quien escribe se incluye- es la Mente, que suele confundirse con el  YoSoy.

El YoSoy es el padre y la personalidad el hijo. El YoSoy es como un diamante cubierto de lodo, el lodo lo podemos identificar como la mente.

El YoSoy siempre ES, siempre Fue y Será

Nos dicen las viejas tradiciones que el YoSoy es inamovible y no se cuestiona a asimismo, cualquier cuestionamiento forma parte de la mente.

prosaadvaitanodualidad

Sensación de homogeneidad

La mente o kama-Manas es como un remolino que da la sensación de ser homogéneo, pero solo es eso, sensación.

Esa columna, homogénea e itinerante,  no es tan compacta como parece, cuando nos acercamos encontramos  que está formada por millones de puntos que pululan y saltan de un lugar a otro dentro de este remolino, esos puntos mueren dejando larvas constantemente.

La personalidad de un hombre puede parecer homogénea porque da la sensación de continuidad, el que escribe piensa: ayer fui José Mª y, hoy sigo siendo José Mª y mañana seré José Mª.

El que escribe es  inconsciente del cambio continuo que procesa por segundos, ni de los fisiológicos ni los mentales. Por eso en toda escuela esotérica se le indica al buscador que todas las noches antes dormir reflexione sobre los acontecimientos  diarios que ha vivido, para trabajar la consciencia.

Por ejemplo no le ha ocurrido nunca que alguien le dice: -Es usted estupendo. Y usted piensa que buena persona es este hombre y, a reglón seguido ese alguien hace un comentario desfavorable  sobre usted, creyendo que no lo escucha, entonces su pensamiento varia, le dice: -Este tipo es aborrecible.

Entonces usted en ese soliloquio se dice: -Yo sigo siendo el mismo, pero mi opinión sobre este fulano ha cambiado.

Otra forma de ver este ejemplo es planteando yo soy el pensamiento: -He tenido 2 pensamientos totalmente diferentes y puedo tener miles.

1.       Pensamiento A) Favorable

2.       Pensamiento B) Desfavorable

Los pensamientos se sumergen en los condicionamientos de los que la personalidad ha bebido toda la vida, como pueden ser: religión, nacionalidad, estudios, familia, idioma, economía, etc…, todo ello ha crea una imagen de uno mismo que se tambalea como un flan al más mínimo soplo de emotividad, bien cuando siente que es atacado o bien adulado.

La mente desde el punto de vista de la filosofía oriental es un “órgano” más, al igual que lo es la vista o el olfato.

Desde esta perspectiva se puede entender mejor al hombre, la mente especula y se autoengaña  igual que el ojo puede ser engañado en un truco de cartas.

La mente no es buena ni mala, igual que la vista o el oído, no es bueno ni malo. Pero en el momento que vierte opiniones, divaga o lanza pensamientos pueriles distorsiona la realidad.

Formas mentales

Para el buscador de la Verdad esotérica, la mente es el mayor de los obstáculos y, más que una ayuda se convierte en un problema como no se conozca en plenitud. Esto ocurre porque el hombre confunde los pensamientos -la parte- con el YoSoy -el Ser-, cuando dice: -Yo he pensado que Juan es malo o bueno. Esto ocurre porque cree que esa idea ha nacido de su Ser profundo.

Realmente Juan no es ni malo ni bueno, es Juan. Nosotros somos lo que lo calificamos como malo o bueno. El malo o bueno está en nosotros y Juan no se adhiere a nuestro pensamiento, prueba de ello es que si Juan no conoce nuestro pensamiento, no le afecta, él seguirá con su vida.

El pensamiento de es malo o bueno solo tiene vida en nosotros y según  el tiempo que lo alimentemos.

Realmente los pensamientos viven el tiempo que queramos que vivan, porque si una vez que hemos emitido el pensamiento: “Juan es bueno” y, alimentamos esa idea con nuevos pensamientos relativos a las generosas acciones de Juan, el nuevo pensamiento se vigoriza de: “energía-pensamientos-anteriores“. ¡Pero siempre serán nuevos pensamientos! ,así nacen las formas mentales o corrientes de opinión.

El gran engaño de la mente es que asume que la mente piensa -por si sola-, que la mente es  como una madre que tiene hijos,  pensamientos. Si nos detenemos a verlo comprenderemos que cada pensamiento genera otro pensamiento apoyados en los condicionamientos y pueden ser de lo más distintos y variopintos.

menteadvaitanodualidad.blog

No existe un órgano llamado mente a no ser que asumamos que es el cerebro, lo que supondría decir que la oreja hace el sonido o el ojo crea los objetos.

Una imagen gráfica para comprenderlo puede ser la de los fuegos artificiales; existen unos fuegos que tienen forma de palmera y se abren en el cielo con colores bellísimos, cuando parece que se van a difuminar, una nueva explosión que parte de la palmera originaria  crea otra palmera de colores, de esa nace otra  y otra más.

Los pensamientos nacen por generación espontánea,  igual que de pronto vemos un árbol. Su madre no es la mente, es otro pensamiento y lo que llamamos mente es una bolsa de pensamientos  en su mayoría desaparecidos que dan la sensación de continuidad.

¿Por qué cuesta tanto trabajo “poner la mente en blanco” cuando queremos hacer como que meditamos, si no?, por incapacidad, inmadurez de poder pensar lo que es apropiado en cada momento.

El hombre es prisionero de su personalidad, está en su mano el liberarse, pero eso solo ocurre cuando  autoindaga; ¿que raíz tiene tal o cual pensamiento?  y  así poder tirar del hilo, a eso también se le llama  purificación.

El purificar los pensamientos no es ni mucho menos una meta, es el camino, se intuye que la purificación lleva a conocer la realidad tal como es.


Deja un me gusta o comentario para saber que has pasado por aquí.
Inscríbirse al blog

 


Otros artículos de interés

Las palabras “conciencia” y “consciencia” presentan para algunas personas la dificultar de ser interpretadas correctamente, ¿eres tú una de ellas?

charlser

 

2 thoughts on “¿Por qué la mente nos engaña?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s