advaitanodualidad.blog

Tus hijos recibiran una mala educación porque políticos y banqueros necesitan mano de obra dócil. Una verdad molesta y demostrada por los hechos

Luís  Canario Nuez, autor del siguiente artículo nos presenta una cruda realidad palpada en primera persona, a veces con fino humor y otras dolorosamente, se adentra en lo que escuece en el día a día de los colegios de primaria y secundaria y, la apatica aptitud de los políticos por remediarlo.

Necesito contarlo

Hoy, cuando hace pocos días vino de nombre la primavera, en este eterno verano de Las Palmas, caminaba una vez más por el paseo marítimo y me crucé con un niño caprichoso que, asido de la mano de la madre era literalmente arrastrado por ella.

Cuántos de esos niños no he conocido yo?, he sido profesor de primaria y secundaria veinticinco años!!!

Tenía ganas de poner en papel algunas ideas, y ese era el momento. Me senté en un poyete y con los modernos medios que hoy disponemos, el papel y el bolígrafo son virtuales, tomé el móvil y me acordé de ti …

Una sociedad numeral

Esta sociedad capitalista y competitiva, con creciente aumento de conocimientos necesarios para sostener su nivel de “civilización”, sólo se preocupa de la formación intelectual-académica de los profesores y sin más,  transmitimos lo que hemos mamado.

El sistema educativo está sostenido por números, tantos aprobados y tantos suspensos. No tiene en cuenta que los niños tienen corazón, afectos, emociones en edades complejas y con hormonas a tope.

poitier.advaitanodualidad.blog

La política de la educación en los colegios e institutos

Ni los políticos ni los recursos que administran están a la altura de las instituciones que representan. En general,  los políticos son unos sofistas, se les llena la boca con grandes palabras, ideas y leyes educativas. Pero yo dudo de sus buenas intenciones.  Ni siquiera tienen a sus hijos en la Educación Pública que ellos administran, los envían a la Concertada* o Privada.

La concertada es mixta pública y privada*

La pública, ya se sabe, está dejada en la mano del diablo, salvo honrosas excepciones, el niño saldrá poco menos que un zoquete y, si tiene interés, se autoeducará o “no”, una vez esté fuera del colegio.

En la concertada bajo la tutela de los hijos e hijas de la iglesias, monjas y curas, estos se cuidarán, por si acaso, de que la criatura tengan un buen “Destino” en el más allá !!!

Más pronto que tarde la criatura verá que los amantísimos hermanos o hermanas, no son de la caridad cristiana o musulmana, o la que sea, sino corruptibles de carne y hueso, y su educación no supera a veces los peores defectos o inconvenientes de la pública.

Si ha elegido la concertada,  el retoño no será un rico privilegiado, pero tampoco un almita de la despojada pública.

De la Privada, privados se quedan los pobretes y no privilegiados.

La realidad nos demuestra que a los políticos no les duele de verdad ver cómo la institución educativa, con todos sus componentes, fracasa en un alto grado, y en muchos aspectos. Realmente les da igual el abandono temprano de las aulas por parte de los chavales, y mucho menos los conflictos que en las aulas aparecen.

Padres …, ay padres!

En verdad para mí, anhelamos y poseemos los hijos y esa identificación del ego con ellos, nos lleva a sentirnos castrados cuando en unos juegos infantiles, por ejemplo, de fútbol o baloncesto, nuestros hijos no destacan o son reprendidos por los árbitros justa o injustamente, en ocasiones, incluso con penoso ejemplo  llegando a las manos.

Las primitivas sensaciones y sentimientos de un padre son de logro o éxito reproductivo vital. Tiene, al menos eso cree, prole, si no tiene otras posesiones y, es un simple asalariado.

Los amantes padres ni siquiera han pensado lo que a ese niño le espera en el sistema educativo, ¡no sospechan los sufrimientos y dolores que esa posesión les acarrearán!

Cuando llega el niño a tener edad de ingresar en pre-escolar o infantil, empiezan los quebraderos de cabeza, si es que el padre es algo más que un ser reproductor.

Si no tiene opciones económicas, pues a cargar con el karma o disfortuna de la situación educativa con las tensiones que le toque. Pero, si tiene alguna opción, no por eso es más libre de la mal andanza educativa. Eso sí, tiene la posibilidad de elegir y equivocarse.

Sin embargo  a la mayoría de los padres les toma algo de sorpresa “ser padres”, a no ser que haya considerado ya su descendencia como una inversión a largo plazo, como quien invierte en un pura sangre.

Bueno, después de esta etapa tan amorosa, tenemos un niño medio, criado con esfuerzos y ansiedades por sus padres, maleducado o muchas veces mimados, y maltratados por los mejores maestros que se pudo encontrar.

Maltratados en competitividad, acumulación de conocimientos sin sentido, casi siempre falto  de caridad de la buena, y todo lo más, llega ser un monito sabio con miedo al infierno o a sus compañeros y a sus maestros, otros muchos.

mafalda_nada

Según va pasando el tiempo y si el niño logra salir de las situaciones y tensiones, incluidas la de una sociedad en apabullantemente implacable progreso, ya más grandecito y alguito deformado,  siempre aceptando que la madre-natura haya sido clemente con él, está listo para sufrir su segunda etapa, porque ya se cumplió como un soplo helado la primaria.

En la secundaria o bachillerato, llamados así según el país, los jóvenes son tratados como ovejas enjauladas con planes de estudios que aniquilan las individualidades, sistemas que tienen su prehistoria en antiguos regímenes militares prusianos.

El conflicto aparece cuando los adolescentes, bullentes de vida, si pueden escuchar a alguien, es a otro ser vivo como ellos, y no a planes de estudios que solo quieren aportar números al ministro o el consejero de ministro.

A grandes rasgos veo la educación como una división entre: infantil-primaria, Secundaria y Universidad. La Universidad como reino de taifas*, etc. etc.

Las taifas son pequeños reinos con sus señores feudales*
Profesores, por qué  Señor? por qué?

Como profesor que soy he pensado mucho en los  controles psicológicos y formativos de los futuros profesores, y de los ya en ejercicio, Son Muy Deficientes.

Sobre su formación psicológica y de madurez personal, ya sé que es muy difícil de evaluar, pero es que no hay nada de esto en los actuales cursos de preparación del futuro profesorado.

Personas con algunas dificultades emocionales incluso los conocidos pederastas, acceden a la formación de nuestros niños y chicos sin que nadie nos evalúe psicológicamente. Las evaluaciones son siempre a posteriori, cuando el profesor enferma o, peor, cometa un delito.

Es necesaria no sólo una evaluación del profesorado que acceda a nuestros hijos, también hay que formarlos en comprensión o educación emocional y psicopedagógica.

En mi época, sólo se pedía un C.A.P. (Curso de Adaptación Pedagógica), y a pesar de la voluntad de los que lo impartían, sabían que no serviría de casi nada. ¿Qué son tres meses nada más para enfrentarse a clases, con niños o chicos, numerosas, con problemas sociales, familiares, etc.?

Mi experiencia me dice que no. Que cinco años de Filología Hispánica, aun con las mejores notas, no te preparan para ser un profesor capacitado para enseñar a los jóvenes de hoy, en una sociedad más compleja* que en la que nació el propio profesor, porque los cambios son más rápidos cada vez.

También podría decir, “profundamente enferma”*

Entre los propios profesores reina, por citar sólo una, una división:

  • entre aquellos que consideran que su oficio es sólo impartir una materia, y que el chico que pilla algo lo pilla y el que no peor para él,
  • y, están los profesores vocacionales que quieren dar su piel y su alma, con errores también, pero implicándose con el corazón y demás energías.
Conclusión

A fin de cuentas, es complejo el sistema educativo, sea México D.F., como en el último pueblo de mis Islas Canarias, porque lo forman una confluencia de personas y no “un sistemas o esquema fijo e inamobible”.

Nunca podrán dar clases los robots, ni humanos robotizados o atontizados. Deben ser maestros y profesores de carne y hueso, con sus tics, manías, personalidades, sus vidas. Los chicos deben aprender a escuchar y para eso solo se consigue si se les habla con el corazón.

Con este trabajo quiero homenajear a un profesor de literatura que tuve, D. José Luis de la Nuez allá a mediados de los años “70”, asimismo recordar, con mucha gratitud, a esos seres humanos, incompletos, imperfectos, conflictivos, humanos, corazones ignorantes de su propia generosidad, todos los integrantes de la comunidad educativa contemplados como seres indispensables en la formación intelectual, moral, humana y espiritual, a quienes hoy les debemos tanto.

Si te ha gustado este artículo, deja un comentario al final de esta página o inscríbete, sólo así sabremos que ha pasado por aquí.


Otros artículos de interés:

¿Es la vida un show?, ¿A ti también te engañaron cuando eras un niño?

757bb07fc3a9e07bffbf6c527daf35dc


3 thoughts on “Tus hijos recibiran una mala educación porque políticos y banqueros necesitan mano de obra dócil. Una verdad molesta y demostrada por los hechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s